Cart 0

Economía circular: el modelo de negocio en el que ganamos todos

"Tomar, producir, desechar”, esta es la base del modelo de producción que todos conocemos a día de hoy. Un modelo lineal con una altísimo impacto medioambiental y con enormes retos para la economía tradicional, puesto que se basa en la idea errónea de que los recursos de los que disponemos son infinitos. Este modelo, se basa en la utilización de grandes recursos energéticos, materias primeras baratas y de fácil acceso... y tiene los días contados por muchas razones.

Como bien sabemos, el planeta no es una fuente de recursos infinitos, por eso y porque cada vez somos más conscientes del daño que estamos generando en el entorno, empieza a despuntar un modelo basado en la interrelación entre la sostenibilidad y la economía, siendo su objetivo que los productos creados se mantengan operativos el mayor tiempo posible y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Esta nueva economía es una de las iniciativas prioritarias para empresas e instituciones y forma parte de la ruta que Europa estableció en su estrategia 2020, desde dónde se pretende crear un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

La economía circular se basa en preserva el capital natural, optimizar el uso de los recursos y fomentar la eficiencia del sistema siendo sus rasgos principales:

  • El residuo es un recurso, los materiales biodegradables vuelven a la naturaleza, lo que no lo son vuelven se reutilizan.

  • Reintroducir en el circuito económico, cuando un producto ya no se corresponde con las necesidades iniciales de los consumidores.

  • Rehusar, reutilizar la totalidad o partes de productos que por si mismos todavía pueden ser útiles para la elaboración de productos nuevos.

  • Reciclar, utilizar los materiales que se encuentran en los residuos.

  • Reparar, dar una segunda vida a los productos estropeados.

  • La valorización, aprovechar como recurso energético los recursos que no se puedan reciclar.

  • La funcionalidad, modificar la mentalidad de la venta de productos para priorizar un sistema de alquiler de bienes, una vez el producto finaliza su vida útil, se retorna a la empresa productora para que lo desmote y reutilice las piezas válidas.

  • Utilizar energías renovables, eliminando del proceso productivo los combustibles fósiles.

  • Eco-impacto, tener presente los impactos medioambientales de los productos a lo largo de su vida útil, el pensamiento ha de ser sistémico. Todos los elementos que existen, ya sean naturales o no, forman parte de un sistema, olvidar esto supone no tener en cuenta muchas consecuencias que pueden llevar consigo la introducción o gestión de un producto determinado.

  • Ecología industrial, un modo de organización industrial en un mismo territorio caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios.

A nivel económico, los planteamientos antes expuestos nos hablan de oportunidades de negocio para empresas que crean en el respeto al medioambiente con un claro enfoque hacia la innovación con base social, al rediseño de productos, a la eliminación del concepto obsolescencia programada, en definitiva a replantearnos el consumo de los bienes de forma circular.

La economía circular está en la base del proyecto de Sea2see, un proyecto que nace precisamente con la idea de generar beneficios para todos, a corto, medio y largo plazo, mediante la aplicación de nuevos modelos de fabricación basados en la innovación tecnológica y el respeto al medio ambiente. Y estamos seguros de que vamos por el buen camino, no sólo porque fabricamos un producto de impacto cero que ayuda a limpiar los océanos, sino mediante la creación de programas de concienciación entre los pescadores, para aportar nuestro granito de arena y hacer de este un planeta mejor.

¿Quieres unirte a la causa? I care, I wear.

 

Foto de  Victor en Flickr Creative Commons



Older Post Newer Post


Leave a comment

EUR